28.4.08

Un poema de Juan Ramón Jiménez


Mi niño se va a dormir
en gracia de la Pastora
y por dormirse mi niño
se duerme la arrulladora.
Canción de madre

Mediodía; sol y rosas;
todo el pueblo se ha dormido;
rosas, cielo azul… Las madres
están durmiendo a los niños.

De la sombra de las casas
vienen cantares dolidos,
cantares que van llorando
no sé qué viejos idilios.

Las palabras de las madres
tienen fragancias y ritmos
de llanto, que nadie sabe
dónde los han aprendido.

Son tristezas que se abren
en la sombra, por caminos
que van a morir a un cielo
alegre, rosa y dulcísimo.

son pájaros que se posan
en los ojos de los niños,
sonrisas para sus bocas,
mariposas, lumbres, linos,

sensaciones irisadas
que van a la gloria, ríos
celestes, frondas de oro,
caminitos florecidos…,

yo no sé qué ruiseñores,
qué remansos cristalinos,
¡ay!, no sé qué alas blancas
que saben ir a los lirios…

Pueblo blanco; sol y rosas;
hasta el cielo se ha dormido;
rosas, cielo azul… Las madres
están durmiendo a los niños.


Juan Ramón Jiménez, Pastorales

Imagen: Madre e hijo. Pablo Picasso (1921)

4 comentarios:

  1. Anónimo2/5/08 16:36

    El poema es bonito, y es facil de entender, menos una palabra, irisadas.


    Ángel Antonio

    ResponderEliminar
  2. Es fácil deducir su significado si piensas que tiene que ver con "iris".

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Lo que más me ha agradado del poema ha sido el ritmo que utiliza en él Juan Ramón Jiménez;aunque me ha gustado todo el poema, uno de los que más de todos los que hemos leído hasta ahora, tanto por el lenguaje tan sencillo con el que está escrito, como por todo lo que expresa con él.
    Adiós!!

    ResponderEliminar
  4. El poema es precioso. No cabe más.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.