2.5.07

Apolo y Dafne

Apolo y Dafne, Gian Lorenzo Bernini

Soneto XIII

A Dafne ya los brazos le crecían
y en luengos ramos vueltos se mostraban:
en verdes hojas vi que se tornaban
los cabellos que el oro oscurecían;
de áspera corteza se cubrían
los tiernos miembros que aún bullendo estaban;
los blancos pies en tierra se hincaban
y en torcidas raíces se volvían.
Aquel que fue la causa de tal daño,
a fuerza de llorar, crecer hacía
este árbol, que con lágrimas regaba.
¡Oh miserable estado, oh mal tamaño,
que con llorarla crezca cada día
la causa y la razón por que lloraba!
En Actilingua, el portal de la profesora Bea Marín, se puede consultar un comentario a este soneto.

Actividades

  1. Rima y medida de los versos.
  2. Busca y anota la historia de Apolo y Dafne.


6 comentarios:

  1. mee encanta este poeemaa!! y su historiia =)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8/2/10 11:15

    me encanta es el mejor poema k e leido

    ResponderEliminar
  3. DEBERIA SEPARARLO EN LAS ESTROFAS

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.